El 21 de marzo se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down, proclamado por las Naciones Unidas en 2011.

El Síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana y que existe en todas las regiones del mundo. Una persona con Síndrome de Down puede crecer y desarrollarse como persona, siempre que se le garantice un acceso adecuado a la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva.

El síndrome se descubrió en 1959 como un desorden de cromosomas y es un tema de actualidad permanente al afectar en el día a día de forma muy variada en un amplio rango de personas en todo el mundo. Se calcula que uno de cada 733 bebés nacen con este síndrome. Sólo en Estados Unidos hay más de 400.000 personas con este síndrome.

La fecha fue seleccionada por la Down Syndrome International ya que el número es significativo de la triplicación del vigésimo primer cromosoma (mes 3, día 21).​ La idea original fue propuesta por Stylianos E. Antonarakis, médico genetista en Suiza y adoptado por ART21, su grupo de pacientes. Los primeros eventos se realizaron en 1992, Ginebra.

El objetivo principal del Día Mundial del Síndrome de Down es generar una mayor conciencia pública y recordar la dignidad inherente y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. Asimismo, se quiere resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

En este 2019, la celebración del Día Mundial del Síndrome de Down se centrará en el lema «No dejar nadie atrás». Todas las personas con Síndrome de Down deben tener la oportunidad de disfrutar de vidas plenas.

Los derechos de las personas con Síndrome de Down están enunciados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y, en el caso de menores de 18 años, en la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, Niña y Adolescente. Las personas con síndrome de Down tienen derecho, entre otros:

A la vida y a disfrutar de ella.

A tener una familia.

A una vivienda digna, una alimentación adecuada y un vestido apropiado.

A la salud y la protección de su integridad física y mental en igualdad de condiciones que los demás.

A una educación inclusiva con los apoyos necesarios.

A tomar sus propias decisiones.

A opinar libremente.

Al respeto de su privacidad.

A trabajar dentro del mercado laboral abierto y competitivo.

A votar y participar en las elecciones de su comunidad.

A un igualitario acceso a la Justicia.

A participar en la vida cultural, igual que las demás personas.

A viajar libremente, elegir su lugar de residencia y nacionalidad.

A tener igual reconocimiento ante la ley.

A vivir de forma independiente y formar parte de la comunidad.

A tener igualdad de oportunidades que los demás para participar en los distintos ámbitos de la sociedad y no ser discriminados por su discapacidad.

A contar con información accesible y los ajustes razonables que necesiten.

A un envejecimiento activo.

https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-sindrome-down
http://www.un.org/es/events/downsyndromeday/

Share This