De acuerdo a lo mencionado por Luis Niño de Rivera, titular de la Asociación de Bancos de México (ABM), hace referencia a que los bancos no pueden comprar “cachitos” para la rifa del avión presidencial, ya que no son activos relacionados con las actividades de su licencia.

Sin embargo, Niño de Rivera destacó que esto no los impide para que en el futuro puedan fungir como meros distribuidores de boletos, toda vez que actualmente no manejan ningún formato electrónico.

Asimismo hizo hincapié en el deseo de llevar a cabo una colaboración como intermediarios, si se llegara a presentar la oportunidad. Por lo que hace a los dueños de los bancos, ellos sí podrán realizar compras de boletos, siempre y cuando sean a título personal y con recursos propios.

Finalmente el Titular de la Asociación de Bancos de México (ABM) señaló: “En cuanto a distribución o venta en sucursales bancarias sí sabemos que como hacemos una cantidad enorme de servicios públicos cobramos impuestos, el agua, energía eléctrica, somos un intermediario. No está en el plan que la banca venda boletos en las sucursales, primero porque tendrían que ser electrónicos y nos tendríamos que poner de acuerdo con la Lotería Nacional para desarrollar un boleto electrónico, no estamos trabajando en eso, que hay la posibilidad de hacerlo, sí hay la posibilidad”.

Share This