En la década de los 60s, al Dr. Spencer Silver, que trabajaba para la compañía 3M, se le asigna la tarea de desarrollar un adhesivo capaz de ser usado en la industria aeronáutica para la unión de paneles de aviones. Después de muchos meses de investigación y desarrollo, el Dr. Silver crea un pegamento a base de micro-esferas de acrilato, el cual le permitía adherirse a las superficies y despegarse de ellas fácilmente, conservando su capacidad adhesiva. En 1970, el Dr. Silver presenta la Solicitud de Patente Estadounidense No. US 17,880 para buscar proteger su adhesivo a base de microesferas de copolimero de acrilato, otorgándole dos años después la Patente No. US 3,691,140. 

El pegamento desarrollado por el Dr. Silver no cumplía con los estándares requeridos por la industria aeronáutica de aquel tiempo, por lo que al no tener otra aplicación aparente, fue dejado en el olvido por algunos años. Sin embargo, en el año de 1974, el Ingeniero Art Fry, al escuchar las características del adhesivo del Dr. Silver durante un seminario, se le ocurre la idea de colocarlo en hojas de papel, dándose el surgimiento de las notas autoadhesivas (Post-it). Su comercialización oficial empieza en 1977 pero es hasta 1980 en que el uso de las notas autoadhesivas de 3M se masificó. 

Si tienes alguna duda o comentario sobre esta nota o cualquier otro asunto de patentes, por favor escríbenos a alimon@avafirm.com

Share This