Andrés Manuel López Obrador – Hoy vamos a puntualizar, acerca de la decisión de cancelar la reforma educativa; me refiero a lo impuesto en el gobierno anterior y que viene promoviéndose, desde que se inventaron en el extranjero, las llamadas reformas estructurales. Siendo que estos tecnócratas neoliberales, corruptos, se apoderaron del término o concepto estructural; pues de acuerdo a las ciencias sociales, significa lo profundo, lo que permite cambiar una realidad de opresión de injusticia, por algo nuevo y justo. Haciendo pensar que es algo bueno, cuando en realidad, dichas reformas estructurales, no son más que, políticas de pillaje y de privatización, como lo hemos visto ya, en varias ocasiones. 
Dichas políticas, son recetas definidas de una agenda impuesta desde el extranjero, para que los gobiernos subordinados las apliquen; entre ellos México y casi todo el mundo; como ejemplo las reformas: Energética, Fiscal, Laboral, Educativa.  
 – Nos dirigimos a todos los maestros en activo y jubilados de México, para informarles que estamos cumpliendo nuestro compromiso y les presentamos las propuestas para garantizar la educación pública, gratuita y de calidad en todos los niveles escolares. 
– Mantendremos el diálogo permanente, profundo e incluyente con maestras, maestros y sus representantes. Estamos abiertos a la búsqueda de acuerdos. Ofrecemos mano abierta, franca y no puño cerrado. Nada de represión. 

– Anunciamos fortalecer las escuelas normales públicas; por eso reabrimos “El Mexe”, en Hidalgo. Crearemos nuevas escuelas normales y daremos preferencia a maestros egresados de las mismas. 
– Ya no habrá problemas en cuanto a los procesos de ingreso. No serán contratados, aquellos que no tengan formación o capacidad, sólo por influyentismo o por compra de plazas. 
En esta nueva etapa que llamamos pos-neoliberalismo, nos importa que llegue el mensaje a las bases magisteriales, a los trabajadores, a los ciudadanos; porque no queremos manipulación de grupos de intereses creados, ni una relación corporativa. 
– Entre otros planteamientos, destacamos la prohibición de ligar evaluación con permanencia en el empleo; garantizaremos derechos laborales y estabilidad en el trabajo. 
– Proponemos un sistema de promoción con participación de los maestros. Transparentaremos las plazas para reforzar el combate a la corrupción. 
– Desaparecerá el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y se revalorizará el magisterio como agente de transformación nacional. Éste contará con un sistema voluntario de formación, para el mejoramiento continuo. 
– Crearemos la educación superior obligatoria y sentaremos las bases para evitar el rezago a los aspirantes a universidades. Priorizaremos la educación especial y de los pueblos, y reincorporaremos el Civismo. 
– Queremos una transformación y no una simulación. Hemos luchado muchos años por lograr un cambio verdadero y cumpliremos; no le fallaremos al pueblo. 

Share This