Existen objetos de uso cotidiano que incluyen partes o secciones con funcionalidades que pueden pasar inadvertidas, sobre todo en objetos que llevamos utilizando mucho tiempo.

Tal es el caso de los sartenes con mango para cocinar alimentos al fuego. Una funcionalidad desconocida para muchos, se encuentra en el extremo del mango de muchos sartenes en la actualidad, se trata de ese orificio en el extremo del mango que algunas personas utilizan para colgar el sartén en un soporte o pared, sin embargo, pocos saben que dicho orificio fue concebido ¡para sostener una cuchara! u otro utensilio de cocina con el que se agita o mueve el contenido del sartén durante la preparación de un alimento, de manera que el utensilio pueda permanecer a pocos centímetros del sartén sin que la parte que está en contacto con el alimento toque otra superficie.

Otro curioso ejemplo de un diseño ampliamente utilizado en bebidas enlatadas, corresponde a la anilla metálica de las latas, dado que la función inicial y primordial de dicha pieza es permitir que el usuario de la lata pueda tomar con sus dedos la anilla y presionar la superficie de la lata en el área muescada que abrirá una vía de acceso al líquido de la lata. Sin embargo, una funcionalidad añadida que también es desconocida para muchas personas es la de ¡sujetar y estabilizar un popote!, a fin de dar mayor comodidad del usuario en el caso de bebidas carbonatadas o de consumo inmediato.

En el caso de la industria del vestido, en particular, los pantalones de mezclilla o “jeans” se han caracterizado por tener un bolsillo pequeño superior lateral que se encuentra visible por fuera del bolsillo principal derecho de un pantalón. La marca Levi’s se caracteriza por contar con dicho bolsillo en sus Jeans, que a través de los años hemos utilizado para guardar una infinidad de objetos diversos como monedas, anillos, y otros artículos cuyas dimensiones permitan caber en dicho espacio, sin embargo, la funcionalidad original de dicho bolsillo no era otra sino ¡un espacio para guardar un reloj de bolsillo!, objeto muy común desde finales del siglo XIX e inicios del siglo XX pero que en nuestros días ha quedado en desuso. 

Así como los anteriores, podemos encontrar en nuestra vida diaria una gran cantidad de utensilios, prendas, envases, etc., que seguramente esconden funcionalidades interesantes de las que no tenemos conocimiento y que seguramente nos facilitarían la vida.

Share This