El Clase S de Mercedes Benz fue el primer automóvil comercial en montar bolsas de aire de serie, en su modelo de 1981. Hoy, 38 años después, las bolsas de aire se encuentran presentes en gran parte de los automóviles nuevos vendidos en nuestro país. Estudios demuestran que la posibilidad de sufrir lesiones serias o la muerte en un accidente de tráfico se reduce un 65% al utilizar el cinturón de seguridad y éste porcentaje aumenta hasta un 80% si se conjuga con el uso de bolsas de aire. 

El desarrollo de la bolsa de aire para automóviles no es nuevo. En la década de los 50’s ya se trabajaba arduamente para desarrollar una bolsa de aire funcional que pudiera ser utilizada en los automóviles. En agosto de 1952, el estadounidense John W. Hetrick presenta la Solicitud de Patente US 302,839 que contemplaba un ensamble de amortiguamiento conformado por una o más bolsas de aire que eran infladas con aire comprimido que provenía de un reservorio. Estas bolsas se inflaban ante desaceleraciones bruscas del vehículo y podían ser reutilizadas. Por tal desarrollo, la Oficina Estadounidense de Patentes y Marcas le concedería a Hetrick la Patente US 2649311.

Durante los primeros años de la década de los 60’s, Mercedes Benz desarrolla un nuevo sistema de bolsas de aire, realizando sus primeras pruebas en 1967. En 1972, Mercedes Benz presenta la Solicitud de Patente US 300,211 que describía un sistema de bolsas de aire, en donde el inflado de la bolsa de aire se realizaba mediante gas comprimido. Este sistema se considera como el precursor principal de las bolsas de aire contemporáneas. Por este avance tecnológico, la Oficina Estadounidense le concedería a Mercedes Benz la Patente US 3874693. 

Si tienes alguna duda o comentario sobre esta nota o cualquier asunto relacionado con patentes, por favor escríbenos a alimon@avafirm.com

Share This