En noviembre de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 18 de julio, Día Internacional de Nelson Mandela, en reconocimiento a la contribución aportada a la cultura de la paz y la libertad. 

 Dedicó parte de su vida a la lucha en contra del sistema político y social desarrollado en la República de Sudáfrica y otros estados sudafricanos, denominado Apartheid, basado en la segregación o separación de la población por motivos raciales o étnicos y en el trato discriminatorio hacia la población negra

 Esta lucha lo llevó a ser condenado a cadena perpetua el 5 de agosto de 1962, bajo el cargo de  conspiración contra el Gobierno, por lo que permaneció 27 años en prisión.

 En 1993 recibió el Premio Nobel de la Paz, en reconocimiento a su lucha para conseguir una Sudáfrica donde no importara el color de la piel, procedencia y en la que todos los hombres y mujeres fueran iguales.

 En mayo de 1994 Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica y el primero en resultar elegido por sufragio universal en su país.

 Nelson Mandela murió el 5 de diciembre de 2013, a los 95 años. Un hombre que luchó contra la segregación racial en Sudáfrica, pero su huella es mucho más grande: su lucha por la justicia y la libertad, en cualquier lugar.

“La eliminación de la pobreza no es un gesto de caridad.

Es un acto de justicia.

Es la protección de un derecho humano fundamental,

El derecho a la dignidad y una vida decente.”

Nelson Mandela

https://www.bbc.com/mundo/video_fotos/2013/12/111223_mandela_vida_fotos_adz
https://www.un.org/es/events/mandeladay/
Share This