El ingeniero alemán Karl Benz desarrolló en el año de 1885, el primer automóvil a gasolina del mundo, el cual fue conocido con el nombre de Motorwagen (vehículo a motor). Para construirlo, Benz colocó un motor mono-cilíndrico de combustión interna de cuatro tiempos, sobre un chasis con tres ruedas. El vehículo estaba construido de acero con paneles de madera; sus ruedas de eran de acero con caucho sólido; y la dirección constaba de un piñón y una cremallera que dirigía la rueda delantera. Su velocidad máxima era de 16 km/h.  

El 29 de enero de 1886, Karl Benz presentó una solicitud de patente ante la Oficina Alemana de Patentes Imperial en Berlín para proteger su reciente invención. Poco tiempo después, la Oficina Alemana le otorgaría el registro No. 37,435 para producir y comercializar exclusivamente el Motorwagen, considerado como el primer vehículo automotor de combustión interna de la historia.

El Motorwagen fue presentado públicamente en julio de 1886 en la ciudad de Mannheim, Alemania pero no generó mucho interés, ya que consideraban que era un vehículo poco confiable (a comparación de los caballos y carretas de la época). No fue sino hasta el año de 1888, en que la esposa de Benz realizó un viaje de larga distancia con el vehículo desde Mannheim a Pforzheim, en que se demostró la viabilidad del Motorwagen como medio de transporte para uso diario.

Si tienes alguna duda o comentario sobre esta nota o cualquier asunto relacionado con patentes, por favor escríbenos a alimon@avafirm.com

Share This