El pasado 30 de junio de 2019 arrancó el despliegue de la Guardia Nacional en 150 regiones del país, incluyendo tres alcaldías de la Ciudad de México.

No es la primera vez que fuerzas armadas entran a patrullar en la Ciudad de México, a mediados de los años 90s, la cantidad de 2 mil 589 elementos de la III Brigada de la Policía Militar, un general, 20 jefes, 175 oficiales y 2 mil 393 soldados ejercitaron tareas policiales preventivas, en la entonces delegación Iztapalapa. 

En aquel entonces los resultados distaron mucho de ser positivos, dado que el crimen organizado en la hoy alcaldía, lejos de disminuir, diversificó sus giros delictivos, siendo el robo a locales comerciales el más cometido, mientras que al término de la participación de los militares aumentó exponencialmente el robo de vehículos, entre muchos otros delitos.

Existieron diversos factores para el fracaso de dicha comisión, entre los que se encuentra la juventud de los elementos, la falta de pericia de los mismos, así como el desconocimiento de las colonias y las calles, factor determinante, sobre todo si se toma en cuenta la sobrepoblación y la falta de planeación territorial que existe en Iztapalapa. Por lo que, la misma fue cancelada en vista de los altos costos de operación que representó.

Por lo que hace a la Guardia Nacional, Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México explicó que antes de agosto del 2019 entrarán en operaciones 2 mil 700 elementos, en las alcaldías de Venustiano Carranza, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Iztacalco, Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta.

La llegada de la Guardia Nacional a la CDMX estará coordinada con las entidades de Morelos y el Estado de México, para evitar el “efecto cucaracha”. Además se señaló, que se busca cambiar la sensación de desolación que existe en colonias de dichas demarcaciones, por lo que el pasado 01 de junio entraron en operación 450 elementos de dicha corporación en la alcaldía de Iztapalapa.

Esperemos que los altos mandos aprendan de los errores del pasado, y realicen esta nueva incursión con respeto y apego a los Derechos Humanos y reinstauren el Estado de Derecho en la Ciudad de México.

Share This