La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), determinó que la justa indemnización constituye un derecho humano que rige en las relaciones entre particulares, considerando inconstitucionales las normas que establecen fórmulas fijas de indemnización.

Los supuestos que deben cumplirse, para exigir una justa indemnización son: a) La existencia de un hecho ilícito, b) un daño patrimonial o extrapatrimonial y c) el nexo causal entre ese hecho ilícito y el daño.

Por lo que la SCJN, declaró procedente la justa indemnización por daño moral derivada de violencia familiar, al ser un hecho ilícito, con consecuencias tanto patrimoniales como extrapatrimoniales (daño moral), considerando que el daño moral se actualiza por la gama de sufrimientos y dolores físicos o psíquicos que haya padecido o continúe padeciendo la parte afectada, a consecuencia de las conductas llevadas a cabo por la parte  generadora de violencia. Sin embargo debe acreditarse que las afectaciones sufridas resultan del hecho ilícito que se demanda. Debiéndose ofrecer todas las pruebas pertinentes para determinar el grado de afectación y la cantidad de indemnización.

Fuente: 

http://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/noticia.asp?id=5921
Share This