La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en sesión de su Tribunal Pleno, desechó dos proyectos que proponían invalidar la “Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-190-SSA1-1999, Prestación de servicios de salud. Criterios para la atención médica de la violencia familiar, para quedar como NOM-046-SSA2-2005. Violencia familiar, sexual y contra las mujeres. Criterios para la prevención y atención”, al considerar que no se cumplieron los requisitos previstos en la Ley Federal de Metrología y Normalización, para modificar una norma de este tipo, pues no se pretendía crear nuevos requisitos o procedimientos, sino únicamente el proyecto buscaba ajustarla a lo dispuesto en la Ley General de Víctimas, facilitando el acceso de mujeres y niñas a la interrupción voluntaria del embarazo cuando hayan sido víctimas del delito de violación.

Entre las modificaciones más importantes de la NOM-190-SSA1-1999, destacan las siguientes: (i) para acceder a la interrupción voluntaria del embarazo, sólo será necesaria la previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada que dicho embarazo es producto de una violación; (ii) en el caso de niñas menores de 12 años, la solicitud, se realizará por conducto de su padre y / o madre, o a falta de estos, de su tutor; y (iii) el personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante.

Derivado de lo anterior, se eliminó el requisito de la autorización previa de la autoridad competente, en este caso, del Ministerio Público.

Con esta decisión, la SCJN desechó dos controversias constitucionales promovidas por los gobiernos de los estados de Baja California y Aguascalientes.

Fuente de información:

http://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/noticia.asp?id=5929
Share This