En México, los loros han sido agrupados en cuatro categorías en razón a su tamaño: 1) guacamayas (géneros Ara y Rhynchopsitta); 2) loros y cotorros (género Amazona); 3) pericos (géneros Aratinga, Pionus y Pyrilia) y 4) periquitos (géneros Brotogeris, Bolborhynchus y Forpus).

Actualmente, el comercio ilegal de loros se ha convertido en un negocio de cientos de millones de dólares, lo que ha ocasionado en mayor medida la protección a los mismos mediante leyes y estrategias tendientes a conservarlos.

Ante el excesivo tráfico ilegal al que se enfrentan estas especies, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) implementó operativos en lugares de acopio, transporte, distribución y centros de comercio donde se ofertan especies de pericos, loros y guacamayos. Siendo en mayor medida estos operativos en los meses de febrero, marzo, abril y mayo al resultar el periodo de mayor nacimiento de estas aves. 

Del 2017 a agosto de este año, se han asegurado 2,427 ejemplares de psitácidos. 

Para mayor información:

https://www.gob.mx/profepa/articulos/trafico-ilegal-de-loros-en-mexico?idiom=es
Share This