Andrés Manuel López Obrador – Hoy me acompaña: Alejandro Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (SEGOB). 
– Exhortamos a la Fiscalía General de la República, para que re encause la investigación, sobre la desaparición de los jóvenes normalistas de Ayotzinapa. Tiene que prevalecer la justicia y el interés superior del derecho de las víctimas, por encima del de los victimarios. 
– Anunciamos que iniciaremos ante la FGR y el Consejo de la Judicatura Federal los recursos legales correspondientes, para iniciar la investigación de funcionarios de la Fiscalía, Ministerios Públicos y Jueces, con el objetivo de deslindar responsabilidades, ya que, en lugar de garantizar el derecho a la verdad y la justicia de las víctimas, se generó un pacto, para favorecer el silencio y la impunidad. 
– La Comisión para el caso Ayotzinapa, seguirá las investigaciones y diligencias; los puntos de partida son distintos a lo que se determinó como la mal llamada «verdad histórica». No desistiremos en el esfuerzo de esclarecer los hechos. En general, mantenemos el apoyo  a familiares de víctimas de desaparición forzada de todo el país. 
– La supuesta «verdad histórica», que está alejada de la realidad, se construyó con base en la simulación, la fabricación de pruebas y la tortura, en beneficio de los perpetradores y contra el derecho de las víctimas. 
– Las autoridades ministeriales llevaron a cabo una indebida integración de la investigación, basada en irregularidades y graves violaciones a la ley. 
– El deslinde de responsabilidades alcanzará a todos los involucrados, en el momento en que se acrediten violaciones, al debido proceso y la fabricación o sembrado de pruebas, en la formulación de la verdad histórica. 
– Habiendo elementos claros y suficientes de los delitos cometidos, la autoridad judicial generó condiciones, para que, con una laxa interpretación de la ley, sean retirados los cargos imputados a los detenidos. 
– La sentencia absolutoria a uno de los principales perpetradores del delito de desaparición forzada, no es el primer caso y podría sentar el precedente, para establecer sentencias absolutorias, a los demás implicados, lo que fortalece la tendencia de liberación registrada previamente, con otros de los detenidos por el caso. 
– Al día de hoy, solo existen 44 de las 107 pruebas con las que contaba la anterior PGR derivadas de averiguaciones previas, 63 fueron declaradas ilícitas por el Primer Tribunal Colegiado de Circuito con sede en Reynosa, Tamaulipas, debido a que, se acreditaron una serie de violaciones al debido proceso. 
– Estos actos dieron lugar a la liberación de 53 presuntos delincuentes de las 142 personas detenidas. Con el precedente de la absolución de Gildardo López Astudillo, existen elementos para la liberación de otras 50 personas. 
– Requerimos, que la autoridad judicial y la FGR hagan su trabajo, que no permitan impunidad. Pedimos a la Fiscalía, subsanar las omisiones. 

Share This