La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en sesión en Primera Sala, determinó que el derecho a una defensa adecuada implica que ésta sea material, si durante el procedimiento penal el juzgador advierte alguna falla o deficiencia por parte del defensor, que le permita considerar que se está vulnerando ese derecho del acusado, el juez deberá comunicarle las fallas y preguntarle si desea o no continuar con su mismo abogado. 

Si el acusado decide cambiar a su defensor, el juzgador deberá ordenar que se le designe un nuevo abogado, cuando se trate del defensor de oficio, o bien, deberá pedirle que identifique a su nuevo defensor particular. En el caso de realizarse el cambio, deberá otorgarse al inculpado y su abogado el tiempo suficiente y necesario para preparar nuevamente su defensa. Por lo que los jueces deben examinar la actuación del defensor, su intervención adecuada conforme a los intereses de la defensa,   más no la estrategia que decida elegir la defensa.

Para mayor información:

http://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/noticia.asp?id=5861
Share This